Avances en el uso de productos biológicos para el control fitosanitario en la agricultura

La necesidad de utilizar productos biológicos en la agricultura surge de diversos factores, como la apertura de mercados internacionales, el combate efectivo de plagas y enfermedades, y la exigencia de normativas ambientales. La empresa Fegurri, en la cual Alejandro se desempeña como gerente general, ha experimentado una evolución positiva en el uso de estos productos, logrando un control más eficiente y manteniendo un equilibrio favorable en el campo.

Su programa de aplicaciones fitosanitarias se basa en estudios de campo para seleccionar los biocontroladores más eficaces y duraderos en el control de enfermedades y plagas. Además, Fegurri ha trabajado en estrecha colaboración con Agroadvance, implementando tecnologías innovadoras para la detección y cuantificación de enfermedades, así como el estudio de la vida del suelo. Destacan los resultados positivos obtenidos con el inoculante biológico Velenzensis, desarrollado a partir de microorganismos que colonizan las plantas y producen moléculas antimicrobianas.

Los agricultores peruanos y chilenos son alentados a incorporar productos biológicos en sus programas fitosanitarios, como una alternativa efectiva y sostenible para el control de plagas y enfermedades, y para mejorar la salud y vitalidad de los suelos agrícolas.

¿De dónde nace la necesidad de utilizar productos biológicos?

De la necesidad de varios factores, entre los más importantes; Poder llegar a todos los mercados del mundo sin alterar las normativas agroalimentarias de cada uno de ellos con lo cual nos ayuda en tener más posibilidades de abrir mercados para comercializar nuestros productos, además el ampliar el abanico de herramientas para combatir las diferentes plagas y enfermedades como complemento de los productos químicos en una zona como le trópico donde las condiciones climáticas juegan a favor en el desarrollo constante de estas, las cuales deben controlarse preventivamente para evitar daños económicos para los cultivos, esto debido a que los ciclos reproductivos son más rápidos que en zonas de climas marcados y es donde ahí se nos hace necesario contar con más herramientas como complemento de los químicos que se hacen mínimas, por otro lado tenemos todos los años actualizaciones de las normativas internacionales exigiendo que los productos utilizados en el mundo agrícola tengan un bajo impacto ambiental, y que por lo tanto, sean sustentables e inocuos para la salud y el medio ambiente. En este contexto, nosotros como Fegurri, hemos tomado la iniciativa de estar a la vanguardia tecnológica incorporando técnicas y procesos que ayuden a incorporar estos nuevos desafíos.

 

¿Llevas algún tiempo usando productos de biocontrol, como han evolucionado estos desde un principio hasta ahora?

Llevamos 8 años usando productos de origen biológico como microorganismos vivos o en esporas las cuales tienen su ventajas y desventajas en la velocidad de control al momento de ser aplicado al cultivo por vía foliar. Además nos hemos dado cuenta que con el tiempo las plantas se colonizan con estos microorganismos lo cual nos ayuda a mantener un equilibrio positivo en campo.

La evolución a sido positiva, hemos ido de menos más en busca de nuevas alternativas como por ejemplo productos para control de oídio que es un enfermedad muy común y agresiva durante todo el año en nuestra zona, hemos pasado de aplicar con intervalos de 3 días a 6 día en etapa de producción donde está es fundamental estar libres de daños en nuestra planta y fruta.

En temas de plagas en el suelo seguimos sembrando microorganismos de forma preventiva para plagas y enfermedades que nos ayudan en el control preventivo y en el mejor de los caso controlando y manteniendo en niveles de muy bajos la presencia de estos en los resultados de a los análisis y podemos ver planta más sanas y con buen vigor.

¿Qué necesita un biocontrolador para encajar en tu programa de aplicaciones fitosanitarias?

Primero un estudio de nuestro campo para saber qué nos está atacando a nuestra plantas, a través de muestras de las misma en un periodo que permita elegir un microorganismo que nos pueda ser eficaz y eficiente, por ejemplo aplico este producto y quizás solo controle un % menor de la enfermedad o plaga y dure poco tiempo activo o vivo en la planta.

Eso se debe corregir y buscar microorganismos a aplicar sea agresivo en el control del hongo en cuestión y pueda conseguir un 100% de control, además de ello debe tener una duración mínima de 6 a 7 días como mínimo controlando en la planta.

¿En qué ha consistido el trabajo con Agroadvance en tu estrategia de control biológico?

Estrategias que estamos implementando podemos destacar 2 tecnológicas innovadoras en Perú: La primera de estas, consiste en la detección y cuantificación de enfermedades mediante técnicas moleculares. Actualmente estamos realizando seguimiento de la población de oídio en nuestros campos mediante la técnica de qPCR. Esta tecnología, nos entrega un parámetro preciso de la cantidad de hongo presente en nuestros huertos, resultados que son complementarios a las mediciones tradicionales de campo, y los cuales nos permiten tomar importantes decisiones respecto a nuestros planes de aplicación. 

Por otro lado, acabamos de comenzar un trabajo de investigación y desarrollo enfocado en estudiar la vida de nuestros suelos mediante secuenciación masiva de ADN, técnica de última generación, posiblemente pionera en el Perú. La técnica, denominada amplicon-sequencing, nos permite identificar y contar los microorganismos presentes en el suelo, obteniendo así la diversidad tanto de bacterias como de hongos presentes en el suelo asociado a la rizosfera de nuestros campos. Con esta información, los agricultores podemos tomar decisiones más acertadas sobre el manejo de nuestros huertos, conociendo que tan vivos son nuestros suelos y determinando los efectos que tienen diferentes aplicaciones sobre la diversidad microbiana rizosférica. Los primeros resultados los tendremos a contar de Noviembre/Diciembre de este año. 

¿Qué puedes comentarnos acerca del inoculante biológico Velenzensis?

Ha sido un acierto este producto, después de insistir con diferentes actores del mundo de productos biológicos y laboratorios tratando de buscar alternativas e instándolos a participar en la búsqueda de nuevas herramientas que nos ayuden a tener más alternativas de mejor control salió de una conversión técnica de los problemas más importante en la zona de Piura, y ahí es cuando se toca el tema del oídio en vid que impactan negativamente en el negocio.

Bueno, Pablo Núñez, Gerente Técnico y Director Científico  de AgroAdvance, se interesó en nuestro trabajo que veníamos desarrollando e iniciamos las pruebas con Velezensis wp, un producto con mayor  eficiencia y eficacia al que veníamos usando, es así que hasta el día de hoy casi después de una año tenemos el producto con excelentes resultados y con propiedades importantes para controlar oídio y también debemos sumarle el Mildiú. Es un gran producto que a la fecha solo tienen cosas positivas pero que debemos seguir perfeccionado con datos de campo para que puedan seguir mejorando en la formulación, ya que tiene cualidades para hacerlo, es un producto biológico desarrollado a partir del hongo Trichoderma atroviride cepa 205 y la bacteria Bacillus Velezensis cepa PC,  las cuales se caracterizan por tener una eficiente colonización de tejidos vegetales. Estas cepas tienen una rápida velocidad de activación, y son capaces de producir moléculas antimicrobianas, que al ser liberadas al medio, inhiben el crecimiento de patógenos… favoreciendo así su efecto de biocontrol.

Su dosis va de 2 a 3 gramos por litro… dependiendo de la presión de Oídio y Mildiú.

Cabe destacar que este producto se encuentra liofilizado, lo cual conlleva un proceso de alta eficiencia y calidad, que permite contar con un producto homogéneo, estable y eficaz en el tiempo, el cual nos puede cubrir en oídio un período de 6 a 7 días en producción y formación de 10 días.

¿Cómo logras medir el efecto de Velezensis versus otras estrategias?

Bueno como todo producto sea biológico o químico, necesitas evaluar día a día como es el comportamiento de las plagas y enfermedades en las plantas para ver el desempeño de los diferentes productos cuando son aplicados, para el caso de Velezensis u otro biológicos es muy fácil determinar su efectividad, ya que a las 24 horas de aplicado se ven los primeros signos de control, encontrado deshidratados los micelios en un 30 % para llegar al 6 día con el control total de estos micelios encontrados.

Si pudieras dar un consejo a los otros agricultores en Perú y en Chile, con respecto a productos biológicos, ¿qué les dirías?

Son herramientas validadas, que pueden incluir en su programas fitosanitario tanto; foliar como vía suelo para diferentes objetivos, desde controlar plagas y enfermedades, como también parte de la nutrición de las plantas, mejorado las condiciones de la rizosfera y ayudando a que nuestros suelos estén más vivos y sanos.

Y para los que aún no los conocen o no trabajan con ellos, es un mundo con un potencial gigantesco y que cuando aprendan a usarlos, ya querrán otras alternativas para los diferentes problemas que tiene la agricultura en este ámbito.

Finalmente  es importante mencionar, que como todo tipo de manejo, el uso de inoculantes biológicos es complementario al uso de herramientas químicas. Ambas estrategias, de manera integrada, permiten reducir los umbrales de daño económico y apuntar a una cadena productiva más sustentable e inocua de cara al consumidor.

 

Más
Artículos